Areas de futuro

La investigación científica y técnica se extiende hoy prácticamente  a todos los campos donde operan las leyes de la naturaleza y abarca a la totalidad de los sectores. Sin embargo, hay algunas áreas en las que la investigación se hace especialmente relevante, por su novedad, por la espectacularidad de sus resultados actuales y sobre todo por las posibilidades y previsiones de futuro. Aquí queremos llamar la atención sobre algunas de ellas.

 

Las Nanotecnologías


Clústeres de Ag sub-sub-nanométricos de 5 átomos depositados
sobre terrazas de Au (111) de un átomo de espesor, observados
mediante microscopía de barrido de efecto túnel (STM).

Bajo esta denominación no se hace referencia a una tecnología especifica; ni siquiera un grupo de tecnologías bien definidas. Se trata más bien de un campo muy amplio y heterogéneo de la tecnología en el que el denominador común es el tamaño de las estructuras que integran los sistemas, tamaño que en todos los casos ha de estar en el rango de los nanómetros (un nanómetro es una millonésima parte de un milímetro). La clave está en que los sistemas constituidos con estructuras de estos tamaños presentan propiedades singulares y diferentes de las que tendría el sistema con la misma composición química y con las estructuras que pudiéramos considerar tradicionales.

La investigación en este campo, ente otras muchas cosas, supone, en primer lugar obtener las estructuras nanométricas, luego caracterizarlas en sus diversos aspectos, identificar sus propiedades y finalmente ver cómo sacar ventaja del valor añadido que las presuntas propiedades pueden conllevar. Se trata de una investigación claramente interdisciplinar.

Las nuevas propiedades de estos nanomateriales pueden ser muy diversas: Ópticas, magnéticas, químicas, mecánicas, electrónicas, etc.  De manera que sus aplicaciones se extienden prácticamente a todos los sectores productivos: Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Automóvil, Aeroespacial, Construcción, Textil, Energía, Biotecnología, Industria Farmacéutica, etc.

Aunque ya hay resultados muy relevantes, las Nanotecnologías están todavía en fase de desarrollo, con un futuro lleno de expectativas, de esperanzas y de grandísimas posibilidades para el desarrollo socioeconómico de Galicia.

 

Biotecnología-Genética


Hojas de una planta de castaño transformada con un gen
que confiere resistencia a la enfermedad de la tinta (derecha)
y no transformada (izquierda).
(IIAG, CSIC, Santiago de Compostela)

La biotecnología es un área multidisciplinar que se refiere a toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos (Convention on Biological Diversity, Article 2. Use of Terms, United Nations. 1992).

La biotecnología tiene aplicaciones en ambientes marinos y acuáticos. La acuicultura es un buen ejemplo, pero también en cosmética, productos farmacéuticos y alimentarios. (Biotecnología azul).

También tiene aplicaciones de interés en la industria, por ejemplo  para producir materiales biodegradables y biocombustibles o utilizando  encimas o microorganismos en procesos industriales para producir productos químicos o para destruir contaminantes.. (Biotecnología blanca).

La agricultura es otro campo en el que la Biotecnología tiene importantes aplicaciones. Casos significativos son la utilización de la ingeniería genética para obtener plantas resistentes a plagas y enfermedades y la producción de plantas transgénicas.(Biotecnología verde).

Finalmente, hay que citar los procesos médicos, como un campo en el que la Biotecnología juega un papel especial. La producción de antibióticos, el desarrollo de vacunas, la producción de nuevos fármacos y el desarrollo de la ingeniería genética para curar enfermedades, a través de las terapias génicas, son buenos ejemplos de ello. (Biotecnología roja).

Sin duda, la Biotecnología, al menos en algunas de sus múltiples proyecciones, es un área en la que cabe esperar grandes aportaciones al desarrollo económico y social de Galicia.

 

 

Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones constituyen otra gran área con importantísimas perspectivas de futuro.

Por una parte están los teléfonos celulares, hoy ya dispositivos multifunción, así como las tabletas y los ordenadores portátiles, que cada vez son más potentes, más ligeros y más baratos. Por otra parte, las conexiones de banda ancha que se extienden y se refuerzan. Finalmente, el alojamiento de software y de contenidos en grandes servidores remotos, computación en la nube (internet), que hace posible su utilización compartida vía internet.

Todo ello permite imaginar una situación en la que todo –domicilios, colegios, universidades, negocios, oficinas etc., etc. – se conecten a internet en banda ancha, a través de sus unidades locales, dando acceso al software y a los contenidos en “la nube”. De este modo, las unidades locales se liberan de software y contenidos –televisión, periódicos, revistas, cine, etc. – se facilita su alquiler por los usuarios, se potencia la telepresencia 3D, se pueden potenciar las redes sociales y, en general, se abren múltiples posibilidades.

En este contexto se entienden las cinco predicciones que, para los próximos cinco años, ha hecho IBM. Se trata de una revolución educativa, a través de la digitalización de las aulas; de la potenciación del comercio minorista, combinando la compra en local con la información “online”; la mejora de las terapias, si los médicos pueden disponer al instante del ADN de los pacientes; la mejora de la seguridad, mediante la actuación de un tutor digital capaz de detectar al instante cualquier síntoma de anormalidad; finalmente la “smartcity”, como una guía “online” de todas las posibilidades y de todo lo que sucede en el entorno del usuario.

Entramos en lo que pudiéramos llamar la economía digital, con múltiples e importantes posibilidades para el desarrollo socioeconómico de Galicia.

Cabe destacar que estas tres grandes áreas tecnológicas interaccionan entre sí. Por ejemplo, las Nanotecnologías tienen mucho que ver con los avances en las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y estas con la Biotecnología, sobre todo en lo que se refiere a la ingeniería genética.