DOMINGO FONTÁN RODRIGUEZ, matemático y geógrafo, designado por la RAGC Científico Galego 2018, con motivo del Día da Ciencia en Galicia

16/02/2018

Nació en Portas en 1788 e inició su educación orientado por su tío Sebastián, párroco de Noya, donde cultivó el Francés y el Inglés, con ayuda de sacerdotes que abandonaron Francia con motivo de la Revolución.
Como era típico de la época, su formación abarcó un amplio abanico de saberes: filosofía, hebreo, biblia, teología, cánones y ciencias exactas, con una fuerte vinculación a la Universidad de Santiago.
Ejerció la docencia en distintos campos e instituciones, si bien su actividad académica y científica se desarrolló básicamente en la Universidad de Santiago, como matemático y geógrafo. Fue discípulo y sucesor en la cátedra de José Rodríguez, el “matemático de Bermés”, inspirador de su trabajo y del que recibió apoyo.

Fue también director del Obsevatorio Meterológico de Madrid y ejerció además actividad política, ocupando, entre otros muchos, el cargo de Diputado en Cortes.
Recibió reconocimientos nacionales e internacionales. Falleció en Cuntis en Octubre de 1866. Sus restos descansan en el Panteón de Gallegos Ilustres.

De las muchas actividades de Domingo Fontán, sin duda alguna hay que destacar, en el ámbito científico, su obra maestra: La Carta Geométrica de Galicia.
Iniciada en 1817, la finaliza en 1834, después de 17 años de intenso trabajo en el que colaboraron José Valladares, el topógrafo Domingo Laredo, el profesor Manuel Rufo Fernández y su hermano Andrés. Contó también con aparatos, algunos de ellos traídos del extranjero por su maestro D. José Rodríguez.

La Carta se llevó a cabo construyendo una malla triangular con vértices en las cumbres de los montes y promontorios, una trama de rectas y ángulos con referencia en la Torre del Reloj de la Catedral de Santiago, como punto cero. Realizada a escala 1:100000, en ella se utilizó por primera vez el sistema métrico. Es el primer mapa construido en España utilizando medidas geodésicas rigurosas con base científica. Presentado a la Reina Mª Cristina, el  mapa se editó en París en 1845.

Se trata de una obra ingente, de gran trascendencia para el desarrollo de Galicia, básica para la articulación del territorio, para el trazado de las vías de comunicación, para referenciar geográficamente la población, los recursos y otros aspectos de interés.